¿Qué es la prediabetes?

La prediabetes aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, pero hay acciones que puedes realizar para reducir ese riesgo.

La prediabetes es un estado en el que los niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos como para diagnosticar diabetes.

La prediabetes también se conoce como “glucosa en ayunas alterada” o “tolerancia alterada a la glucosa”, según la prueba de sangre utilizada para hacer el diagnóstico.

Lo alarmante de estar en esta situación es que un porcentaje alto de individuos han tenido prediabetes sin saberlo y al no tratarlo a tiempo, desarrollaron diabetes.

Los factores de riesgo para la prediabetes son en gran medida los mismos que los de la diabetes tipo 2:

  • Obesidad o sobrepeso
  • Estilo de vida sedentario
  • Diagnóstico previo de diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo)
  • Mayores de 45 años
  • Antecedentes familiares de diabetes tipo 2
  • Herencia racial o étnica de afroamericanos, hispanos/latinos, indios americanos, asiáticos americanos o isleños del Pacífico

Y al igual que la diabetes, la prediabetes generalmente no tiene signos o síntomas.

Uno de los pocos signos posibles es la acantosis nigricans, que es un oscurecimiento de la piel en lugares como el cuello, las axilas, los codos, las rodillas y los nudillos.

Si notas tales cambios en la piel, es una buena idea visitar a tu médico para que te revise.

De hecho, la prediabetes puede descubrirse por casualidad si te sometes a un análisis de sangre de rutina (a cualquier edad) o un examen de rutina para detectar diabetes tipo 2.

O puedes descubrir si tienes factores de riesgo de prediabetes y diabetes tipo 2 y tu médico ordena una prueba de detección.

Las pruebas utilizadas para detectar prediabetes son las mismas que se utilizan para detectar diabetes tipo 2: la prueba de glucosa plasmática en ayunas y la prueba A1C (también conocida como prueba HbA1c o prueba de hemoglobina A1c).

Un resultado de prueba de glucosa en plasma en ayunas entre 100 y 125 mg/dl y un resultado de prueba de HbA1c entre 5.7 y 6.4% indican prediabetes.

La prueba de tolerancia oral a la glucosa (OGTT), que implica ayunar durante la noche, luego beber una solución de glucosa y medir el nivel de azúcar en sangre una hora y dos horas después, a veces se utiliza para diagnosticar la prediabetes.

Sin embargo, esa prueba generalmente se usa solo para detectar diabetes gestacional porque requiere más tiempo y es más costosa que otras pruebas.

El objetivo de tratar la prediabetes es prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2.

Y la buena noticia es que ese objetivo es alcanzable para muchos de los casos si el paciente se somete a un régimen para la pérdida de peso a través de cambios en su dieta y con un aumento de la actividad física.

Aquí lo más importante es comer sanamente y adquirir una vida más activa, visitar a tu médico con regularidad ante cualquier síntoma o sospecha y visitar a los especialistas en pie diabético ante un problema con tus pies.

Con todo lo que se ha avanzado, ahora las personas que muestran un cuadro de prediabetes tienen acceso a una forma asequible y comprobada de controlar su prediabetes y prevenir o retrasar la diabetes tipo 2.