No te metas con mi… México

En la memoria de millones de mexicanos está aquel penalti inexistente que marcó el árbitro en el Mundial de Brasil 2014, cuando Arjen Robben se dejó caer dentro del área ante una entrada de Rafael Márquez, un penalti que nos dejó fuera nuevamente de una Copa del Mundo en Octavos de Final. El tan ansiado quinto partido se nos escurrió de las manos como agua, cuando ya lo sentíamos más cerca que nunca. Pero el destino es sabio y decidió dejar caer el karma en esa selección y en todas aquellas que nos han hecho sufrir en los últimos tiempos.

Aún recuerdo como retumbaron los pisos de mármol de mi casa cuando la escuadra dirigida por Miguel Herrera le marcaba el primer tanto a la Naranja Mecánica, y después todo se transformó en tristeza y desolación. Mis familiares y yo no podíamos creerlo, pensábamos que en tiempos extra eliminaríamos a los holandeses, pero una mala decisión del árbitro y una soberbia actuación de Robben, nos echaron de tierras cariocas. Pero el destino es cruel y sabe cuándo cobrar factura. Hoy, la poderosa selección de los Países Bajo no sentirá el frío de Rusia, ya que no lograron recomponer el camino de una eliminatoria europea en la que volaron bajo y sólo un milagro los habría metido al repechaje.

Pero no fue la única que sintió el rigor del karma. Chile, que en una Copa América nos humilló metiéndonos un exuberante 7-0 y que en los promocionales de sus televisoras previo a los duelos de la Eliminatoria de la Conmebol se burlaban de aquel fatídico resultado, ahora son ellos quienes lloran, pues una serie de resultados los dejaron fuera de la Copa del Mundo de 2018. ¿Ahora quien se ríe, Chile? Lamentablemente nos quedaremos sin ver a una de sus grandes figuras como lo es Alexis Sánchez, delantero del Arsenal, y no podremos ver en las gradas a su musa, a la chilena más sexy, Daniella Chávez, pero que sin duda ahora apoyará a México, país donde actualmente radica.

Y para hacer una exquisita tercia, los resultados se alinearon para no tener que verle las caras al odiado rival, aquel que si bien no ayudó a ir al Repechaje previo a Brasil 2014 contra Nueva Zelanda, siempre se jactó de que llegamos a ese Mundial gracias a ellos. Se burlaba del Tri cuando ganaba, pero le llegó la hora. Sólo tenía que ganarle a Trinidad y Tobago, pero los trinitarios le dieron la sorpresa e iniciaron ganándoles 2-0 en un juego que terminó 2-1. Todo dependía de que Honduras y Panamá no ganaran sus respectivos juegos. Pero como les dije, los resultados se alinearon y la ‘H’ se impuso a México, mientras Panamá le ganó a Costa Rica y jugará su primer Mundial.

Que rico sabe la venganza, que aunque no vino de los botines de nuestra selección, lo que importa es que por fin tuvimos nuestra revancha. El destino siempre es justo y sabe a quiénes castigar en el momento y tiempo correctos.