Fuera de la Caja con Estructura

Desde  hace dos décadas, tenemos un grupo de empresas dedicadas a giros completamente distintos entre si aunque íntimamente relacionados al final, donde uno apoya al otro indirectamente y de una forma muy organizada, siendo por esto que hemos tenido tanto éxito. Sin embargo, esta estrategia, como bien ya lo sabíamos tiene también un talón de Aquiles que se encuentra en el mal funcionamiento con dos de nuestras empresas ya que esto causaría un desbalance de todo tipo que eventualmente se vería reflejado en los números y en el esqueleto general de nuestro esquema.

Inicialmente, comenzamos con una empresa de prestamos financieros y créditos de tasas bajas dirigidos hacia la clase afectada de México que comprende a un 80 % de nuestra población por lo que aquel negocio pionero de nuestro sistema fue casi instantáneamente exitoso. Digo casi instantáneo debido a que tomo algunos meses en entrar en rigor debido a los arduos procesos burocráticos necesarios en nuestro país para comenzar una firma seria. Otro punto en el que tuvimos que invertir durante estos meses fue la publicidad y el aspecto comercial de nuestro producto para poder así acceder a nuestro mercado de forma general al principio y subsecuentemente de modo segmentado.

Durante este proceso, nos dimos cuenta de lo importante que es la buena asesoría legal para completar los muchos procesos burocráticos que se necesitan para poder establecer una empresa de manera adecuada sin tener que atravesar contratiempos innecesarios  que pueden tomar mucho tiempo valioso que se debe de invertir en otras secciones de la apertura del negocio. Asimismo, nos percatamos de la importancia mayúscula con la cual cuenta la publicidad para ser reconocido,  indagado y necesitado. Por estas razones, dos años después de haber abierto nuestro negocio de préstamos,  abrimos un micro agencia de publicidad y un micro buro de asistencia legal el cual lo difundimos por medios alternativos a nuestra cartera de clientes actual, una estrategia que funciono muy bien.

Estos dos nuevos negocios funcionaron de manera extraordinaria, sin embargo cuando comenzaron a crecer y a expandirse en numero de personal tuvimos que buscar un inmueble –algo que no tuvimos que hacer la primera vez – y nos dimos cuenta la ciencia que es el encontrar buenas oficinas. Subsecuentemente,  creamos otra empresa de bienes y raíces empresariales en la cual tuvimos un poco mas de resistencia en un principio debido a problemas técnicos en la directiva, sin embargo  nuestra empresa legal nos ayudo en ese ramo y nuestra empresa de publicidad nos lanzo al mercado que queríamos.

Finalmente, nuestra empresa de bienes y raíces nos planteo la posibilidad de abrir una empresa de  varillas de acero para trabajar con una relación que se tenía con una constructora lo que también fue un tremendo éxito. Hoy en día, aunque los gastos del grupo son muy grandes las ganancias son magnánimas y no dejan de incrementar. Si bien he descrito algo del proceso general de nuestro operar no he descrito la receta precisa ya que no es posible.  No obstante, piensa fuera de la caja con una buena estructura y acertaras de manera exagerada.