Desventajas de los cursos de inglés en línea

¿Estás interesado en aprender inglés pero no sabes si lo mejor son los cursos de inglés online o una clase presencial? Quizá te estés inclinando más por los costos y la disponibilidad de horario que te ofrecen los estudios en línea, pero aún no estás cien por ciento convencido porque lo único que lees son aspectos positivos y sientes que lo negativo lo están ocultando. Pues bien, hoy quiero platicarte de las desventajas que tienen los cursos de inglés en línea y espero este artículo te ayude a despejar tus dudas y puedas decidir si es lo mejor o prefieres las clases presenciales.

Empecemos con el lado social. Si te decides por un curso en línea estarás solo, no podrás socializar como lo harías en un aula. ¿Por qué esto es malo? Muchas veces las personas necesitan recibir retroalimentación y no necesariamente del profesor, sino de los alumnos que te acompañan, además de que te motiva el hecho de recibir comentarios sobre tu avance en la materia. El estar en compañía también te permitirá relacionarte con nuevas personas y hasta hacer amigos, lo que hará que las clases sean más divertidas y llevaderas. El no tener contacto con alguien más y sólo estar viendo la pantalla de una computadora podría provocar que te aburras, te agobies y desertes. Esto último me lleva a una nueva desventaja, que en los cursos online existe una mayor probabilidad para dejarlo, pues si no organizaste bien tu tiempo o pierdes la pasión por lo que estás viendo simplemente lo dejarás. En cambio, cuando estás en un curso presencial sientes la necesidad de ir y no faltar ya que sabes que un profesor te está esperando, que tienes tareas y que te podría afectar el hecho de no asistir, lo que te motiva, impulsa u obliga a asistir.

Un punto importante que tanto significa una ventaja como una desventaja es la tecnología. La tecnología ofrece herramientas extraordinarias para tu aprendizaje, pero también la puede coartar. Permítanme explicarles. Miles, que digo miles, millones de personas tienen acceso a internet, pero muchas de ellas no saben utilizarle, en específico personas mayores. Por lo que si no entienden cómo entrar al curso, descargar los materiales, verlos, escucharlos, etc, podría significar un problema de peso. Además, para realizar un curso de inglés es necesario que tengas una buena conexión a internet, para que puedas disfrutar al máximo de la calidad de lo que te ofrecen; sin embargo, en nuestro país muchas veces esto no es posible, ya que los servidores no ofrecen la mejor calidad en este servicio.

Por último, aunque los cursos de inglés en línea sí te ofrecen una retroalimentación, muy pocos te dan la opción de preguntar todas tus dudas a un profesor, lo que sí sucede en un curso presencial, donde el maestro tiene la obligación de ayudar a sus estudiantes y en ocasiones, incluso decide quedarse para reforzar lo aprendido para aquellos que no lo entendieron bien. También, al ser un curso que puedes realizar desde la comodidad de tu casa, estarás expuesto a una gran cantidad de distracciones, como es la televisión, los videojuegos, los chats, etc. El chiste en no sucumbir ante ellas.